Casa sin madre, río sin cauce.

Hoy vengo hablar del día de la madre en España que se festeja el primer domingo de mayo; aunque no siempre fue así. Antiguamente, se celebraba el 08 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción, pero quisieron desligar el carácter religioso de la festividad y gracias a un acuerdo de varios países de- cidieron realizarlo durante el mes de Mayo, dejando a la elección de cada nación marcar el día concreto.
Según los griegos esta fiesta tiene su origen en su pasado, gracias a la celebración de ofrendas a la diosa Rea, madre de Zeus, Hades y Poseidón dioses del olimpo por parte del pueblo. En España se rinde homenaje a las mamás con algún regalo como perfume, flores o alguna joya…. Si la economía no nos lo permite o queremos que no sea algo de carácter comercial; un abrazo, un beso, un paseo, limpiar el cuarto, comer con ella o hacerle compa- ñía, pueden ser perfecto para demostrar lo importante que es para nosotros.

Incluso llevarle el desayuno a la cama es algo que seguro valora mucho. El único requisito imprescindible es decirle te quiero, para que entienda lo importante que es en nuestra vida.

En mi país es una fiesta que se celebra de forma fa- miliar, disfrutando de un día tranquilo, donde lo más importante es estar juntos. Porque nuestra madre es a quien acudimos cuando tenemos un problema; quien sin preguntarnos sabe qué nos pasa; con ella podemos contar siempre estemos o no equivocados. Como dice el refrán “casa sin madre, rio sin cauce”. Es el cimiento de nuestras vidas Muchas gracias a todas esas madres que con su valor y cariño han conseguido sacar adelante a hijas e hijos; a todas ellas feliz y maravillosa vida porque un día no es suficiente.

Por: Susana Cifuentes

Editorial

Revista turística, cultural y gastronómica, mensual, gratuita y bilingüe, sobre el espectacular Centro de la Ciudad de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *